EL AGRADECIMIENTO ES LA MEMORIA DEL CORAZÓN -Lao Tse-

Un acto muy simple que incluso yo diría que resulta sanador y equilibrante es el acto de Agradecer, pero no agradecer como un acto robótico por cumplir con las normas de cortesía, sino que un agradecimiento emanado desde el corazón, un agradecimiento con apreciación. Si lo piensas bien y si te enfocas en el sentir cuando agradeces, puedes percibir una sensación distinta a cualquier otra emoción, de hecho, ciertas disciplinas psicológicas están proponiendo "el agradecimiento" como una nueva emoción cuyo efecto bioquímico en el cuerpo es bastante beneficioso.

Tengo la costumbre de agradecer todo lo bueno y aprendido en el dia justo antes de dormir, puedo sentir como mi corazón se calma y mi cuerpo se relaja en forma inmediata lo que me dispone a un sueño agradable y placentero, solo activando los químicos que esta buena emoción (si es que lo es, yo pienso que lo es) provoca. Hay cosas tan simples capaces de cambiar una vida que a nuestra mente le cuesta creer que eso tan simple puede ser tan poderoso, entonces hay que enseñarle a la mente algo distinto: que la vida puede ser más fácil, que todo te resulta inmediatamente, que la lucha no es necesaria.

El sencillo acto de ser agradecidos, es un acto de apertura, es valorar con humildad lo que de verdad es importante en la vida. Si tu le agradeces a alguien, le reconoces y validas su existencia, aunque suene extremo, hay personas que nunca se han sentido valoradas y creen que vinieron al planeta por error, sienten que no sirven para nada cuando en realidad pueden aportar mucho al mundo, pero como observadores que somos, si nadie se los dice, nunca lo sabrán. Está bien decir: “Yo te reconozco a ti por lo que eres, por tus virtudes, por tu forma de ser, y te doy las gracias por formar parte de mi vida enriqueciéndola con tu presencia”. El corazón de la otra persona saltará de alegría y tu corazón sentirá una liberación saludable, todos se sanan.

Por otro lado, ser agradecidos te libera de deudas, por lo tanto, también es un acto de liberación. Tendemos a pensar que si alguien, la vida, el Universo o Dios nos da algo sentimos la obligación de devolver o pagar por eso, ocurre cuando aún no comprendemos el real concepto del Amor. Sea como sea, si agradeces, estás reconociendo que el otro está haciendo algo bueno por ti y cortas el lazo del compromiso.

Ahora bien, lo más importante, ¿te has detenido alguna vez para agradecerte algo a ti mismo? ¿Piensas que es una actitud ególatra y algo absurda? En absoluto. No importa que seas religioso, ateo o espiritual, el autoreconocimiento no transgrede ninguna norma, sino que es un pilar básico para reforzar tu autoestima, lo que te permitirá sentirte muy bien contigo mismo(a), en tu propio cuerpo, en lo que eres y en lo que haces, permitirá que tu corazón se sane y en él se irá formando un registro de memorias que le indicarán a tu cerebro que eres abundante y pleno(a).

Te invito a que cada noche, justo antes de dormir, cierres los ojos y agradece tu día, agradece tu cama cómoda y por el agua caliente, esa buena decisión que tomaste hace poco, por ser perseverante y querer mejorar y aprender cada vez más cada día, da las gracias por tener a tu familia, a esa mascota que te dedica un amor incondicional. Da las gracias simplemente por existir, por estar bien, por comprender que incluso "lo malo" te ha permitido crecer, empoderarte, desarrollar virtudes y aprender a ser más feliz.

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Psicología Integrativa

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Instagram Basic Black

Psicología para hoy

CONTÁCTANOS
Tel1: +569 89044464  

jcavieresv@gmail.com

info.consultas.jc@gmail.com

© 2023 por Pequeños Talentos. Creado con Wix.com